19 de marzo de 2011

A mis hijos, en el día del padre


Hoy, en España se celebra el día de San José y de paso el día del padre... ¿Cómo no dar gracias al cielo por tener los hijos que tengo? Por eso hoy les dedico estas palabras

A mi hijo del alma

Desde el primer instante en que te ví,
supe que te amaría para siempre.
Es un amor que crece con los días,
como crezco yo al lado tuyo.

Me has enseñado
la raiz de la palabra padre,
el valor de la constancia,
la libertad que me da
no pensar en mí,
y la fuerza detrás de la paciencia,
que no siempre tengo.

Tú eres ese regalo de Dios
que nunca imaginé recibir.

Amo la luz de tu sonrisa,
la profundidad de tu mirada,
la hondura de tus abrazos,
la limpidez de tu alma,
y la sabiduría que se esconde
en tu corazón de niño.

Pero lo más entrañable,
es esta certeza de saber 
que cuentas conmigo!

Con todo mi amor,
Jaime

*************

A mi hija

Aunque aún no sabes pronunciar una palabra,
tu corta vida es el mejor libro que he leido.

Nana, nana,
tu sonrisa es
un canto alegre a la esperanza,
un destello de luz que penetra la tiniebla,
una flor que sobrevive en el invierno,
es la posibilidad de olvidarlo todo
y comenzar de nuevo.

Y tus abrazos
son la palabra indecible,
son una sinfonía de amor,
son el refugio a media tarde
con la hoguera encendida,
son el aliento
que me renueva la vida.

El nuevo nombre
de la ternura eres tú,
"nuestra nana"

JBV (19/03/2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario