1 de junio de 2016

En contacto con lo esencial...





Estar en contacto con la naturaleza nos permite vernos mejor por dentro. 

Salir y explorar parajes desconocidos nos devuelve a la simplicidad. 

Las cosas bellas, de verdad bellas, están lejos del ruido, de las calles, de las grandes urbes. 

El campo, las montañas, los lagos y los pueblos pequeños son los mejores lugares para descansar el cuerpo y el alma.  

¿De qué vale seguir corriendo por tener y tener, si nuestro ser se va muriendo? 

Volver a lo simple, es algo que todos necesitamos con urgencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario