5 de diciembre de 2012

Te busco...

Hoy te he buscado y no te he encontrado.
He visto adornos por todas partes que hablan de la Navidad, pero Tú, no estabas.
He visto la gente caminando de manera frenética buscando regalos, objetos para decorar su casa o cualquier otra cosa, pero pocos, muy pocos te buscaban a tí. 
He buscado un pesebre, y había tan pocos... 
En los escaparates había cientos de dulces navideños, y varios motivos de guirnaldas, estrellas, luces, renos, Papás Noel, pero tan pocos pesebres y los pocos que había no me han gustado. 
Y buscaba, y buscaba y no había nada que hablara de tí... Navidad por todas partes, pero sin Tí... 
Y entonces he vuelto a buscarte, y de repente te he encontrado en el abrazo de mi hija, en su sonrisa, en su ternura.
Me pasa a veces como le sucedía a algunos de tus discípulos que quisiera verte triunfante y se me olvida que no has venido para triunfar, sino para amar y para servir.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario