4 de octubre de 2012

- ¿Qué importa? -

Hace ya muchos meses leí un libro que me dejó impactado. Tanto que aún lo recuerdo. No al detalle, ciertamente, pero es uno de esos libros que cuesta olvidar. El título es muy sugerente: "Nada", y su autora es la ya reconocida escritora danesa Janne Teller.

El libro, dicen los que saben está especialmete dirigido a los adolescentes, pero puede leerlo casi cualquier persona. La trama del libro parte de una pregunta fundamental que se hace uno de los protagonistas del libro: el escéptico jóven Pierre Anthon, quien desde un árbol pregunta insistetemente: ¿qué es lo realmente importante en la vida? Para él, es decir para Pierre, nada importa; en otras palabras la vida no tiene sentido. Este interrogante, para nada vanal, interpela profundamente a sus compañeros de clase y cada uno, a su manera, intenta responder a esta pregunta. El libro tiene la magia de mantener el suspenso y sobre todo -y creo que eso es lo más importante- hace que te hagas tú mismo esa pregunta: ¿qué es lo que realmente importa en la vida, en tu vida?

He dicho que el libro es casi para cualquier persona y la verdad no sé si realmente puede recomendarse su lectura a cualquiera, es más, no estoy muy seguro que sea un libro para todos los adolescentes. Tengo mis dudas. Las respuestas que intentan dar algunos de los chicos o algunas de las chicas son bastante fuertes. Ah, porque ellos o ellas no responden filosóficamente, responden con hechos, con acciones concretas... Y algunas de esas acciones pueden resultar bastante fuertes para ciertos lectores muy sensibles, ya sean jóvenes o adultos.... De todas maneras, es un muy buen libro (claro, desde mi opinión, que soy bastante neófito en esto de la "crítica literaria", si así le podemos llamar a esto que ahora hago).

El punto central es que la historia y la pregunta que plantea no te dejan indiferente. Al menos eso me pasó a mí.... Yo, por mi parte, un buen día (ya hace varios años) tuve la fortuna de conocer un grupo de gente estupenda que había sabido encontrar una respuesta muy concreta a esta pregunta: sólo Dios importa, todo lo demás es vanidad de vanidades. Lo que corrobora la veracidad y el peso de su respuesta es, desde mi perspectiva, que para todas esas personas la vida tiene pleno sentido y más aún, son felices, de verdad felices. Yo decidí seguir el mismo camino... Bueno, tampoco soy iluso, todo tiene un precio y un secreto, es más, "toda espina tiene una rosa"... pero de eso no hablaré hoy.

Hasta la próxima, si Dios quiere!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada