24 de mayo de 2012

Esperando respuestas

Vaya curiosidad. Hoy me he puesto a reflexionar por qué me siento como en suspenso y he notado que por mi tesis y también por algunos asuntos personales, incluso por un sueño que guardo pacientemente en el alma, justo ahora estoy esperando respuestas de muchas partes, de aquí, de allá y de un poco más allá... Las preguntas ya están hechas y en algunos casos aún podré insistir, pero de cualquier manera habrá que fortalecer la paciencia y creer que llegarán las respuestas que tienen que llegar, en el momento que tienen que llegar. 

Una ocasión más para fortalecer la confianza en Aquel que nos ha amado desde antes de nacer y que no siempre nos da lo que queremos, sino lo que de verdad necesitamos para ser mejores, para ser más libres y por consiguiente más felices. 


Por lo tanto, paciencia, lentitud, calma, perseverancia... Cuando menos lo piense, llegarán las respuestas, incluso las que nos espero.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario