8 de julio de 2014

Para pensar y reflexionar

Quiero que este pensamiento impregne mi vida... Espero que a otros muchos también les sirva.   

"El ejemplo de Jesús tiene que ser una luz para nuestra vida: todo lo que llega, lo que sucede, lo que nos rodea y también todo lo que nos hace sufrir, tenemos que saber leerlo como voluntad de Dios que nos ama, o como una permisión suya, en la que nos sigue amando.

Entonces todo resultará más interesante en la vida, todo tendrá un sentido, todo será extremadamente útil.

¡Ánimo! Aún estamos vivos. Todavía estamos viajando. La vida puede convertirse en una divina aventura. El designio de Dios puede cumplirse. Basta amar y tener los ojos abiertos a su siempre espléndida voluntad". 


Tomado de:  C. LUBICH, Juntos en camino, Ciudad Nueva, Buenos Aires, 1988, pp. 28-30.